Proyecto de vida familiar

Disfrute de nuestras publicaciones

Proyecto de vida familiar

Mar 20, 2021 | Filosofía, Formación & Deporte, Noticias

Dicho proyecto no me surgió, ni mucho menos de repente, sino que según se iba desarrollando mi vida, me iba dando cuenta de que algunas cosas me iban bien y me favorecían y otras me iban mal y me perjudicaban, hasta que, pasado un tiempo, fui consolidando en mi interior lo que iba a ser mi norma de vida a partir de ese momento. La cual tenía unos puntos clave que iban a ser sobre los que se concretaran mis esfuerzos: “Una filosofía de vida y una buena alimentación que tiene que ser compartida y acompañada con una buena educación física y deportiva”, que es lo que necesitamos principalmente para conseguir la salud y vitalidad que todo ser humano desea disfrutar durante toda la vida. Salud: estado en el que el ser orgánico ejerce todas sus funciones adecuadamente y con plena normalidad. Vitalidad: actividad para conseguir la eficacia de todas las facultades vitales, por todo lo cual es de una importancia y transcendencia enormes.

Por todo ello, voy a hacer referencia, a través de la página Web, de un producto alimenticio que es la “carne de membrillo”, que me ha parecido muy interesante dároslo a conocer por los resultados tan positivos que he conseguido en beneficio de mi “salud y vitalidad”, después de comerlo casi diariamente durante muchos años. Y esto es lo que poco a poco, a lo largo del tiempo os voy a ir exponiendo a través de esta página Web. Que no es otro asunto que el beneficio que me ha proporcionado después de consumir durante muchos años “carne de membrillo” en mi alimentación diaria. Pues todo ello repercute tanto en mi estado físico como mental a través de los órganos más importantes del ser humano, que son: “el cerebro y el aparato digestivo” que con el continuo movimiento del propio desarrollo, mantienen vivos todos los innumerables y otros muchísimos órganos, músculos, ligamentos, tendones, etc. Para que todos ellos en conjunto, pues es inevitable para que exista la vida, formando una sola unidad que mantenga un continuo movimiento rítmico y acompasado según le corresponda a cada uno de ellos en el momento adecuado.

Compartir:
Luis Rodríguez García