Desarrollo de la acción de mi vida (2)

Disfrute de nuestras publicaciones

Desarrollo de la acción de mi vida (2)

May 17, 2021 | La Ilusión

Desarrollo de la acción de mi vida (2)

Y así, después de haber derrotado totalmente y desaparecido de mi vida el círculo negativo, comienzo mi nueva etapa hacia los 70 años, en un círculo totalmente distinto, que me va a permitir que en mi vida aparezca de nuevo la alegría y la ilusión, (motor de la vida). Y esta nueva etapa de 10 años, la voy haciendo cada vez más amplia al llenarla de más trabajos, pues además de los que ya tenía asignados, como eran todos los relacionados con la salud. La compra de la finca, me supone más obligaciones, pues la finca tiene plantados una arboleda de cerezos, (maderas nobles), que hay que mantener y cuidar y según va pasando el tiempo, veo la triste realidad que es, que los cerezos según va pasando el tiempo, tienen mal porvenir, por muchas razones que  no quiero aquí detallar, pues no vienen al caso y al final después de muchas dudas y conjeturas, no tengo más remedio que quitarlos todos y sustituirlos por una plantación de nogales. Total que entre unas cosas y otras, con la salud incluida, me encuentro en los setenta años, con la finca en mejores condiciones al haber eliminado la plantación de cerezos, por una nueva plantación de nogales y por otro lado, yo me encuentro fenomenalmente. Y todo ello me anima a seguir pensando que de nuevo puedo aspirar a conseguir una nueva meta, pues mi vivir diario me lo permite, pues pienso y además lo creo, que me encuentro física y mentalmente como cuando tenía 40 años. Y como consecuencia de ello, me decido a proponerme a mí mismo, algo que estaba deseando, porque todo mi ser humano me lo estaba pidiendo, qué era poner mi nueva meta, a los 80 años aunque la cifra solamente de pensarlo, me impone un enorme respeto. Pero hay una serie de datos, que me dan cierto optimismo y sin pensarlo mucho más, decido ponerme la nueva meta, que es conseguir llegar a los 80 años, con salud plena y total.

Y os hago referencia en este escrito, tanto de los cerezos como de los nogales, porque gracias a esos diez años que paso en la finca, luchando por mantenerlos o dar nueva vida a unos y a otros. Me voy introduciendo cada vez más en los problemas relacionados con la agricultura, para acabar de lleno metiéndome a estudiar lo que pudiera ser de momento, una solución alimenticia para mí solo, para que luego, más adelante si fuera posible, que todo lo que me proponía fuera bien, pudiera extenderlo para que fuera beneficioso para otras muchas más personas, con las que pudiera compartir sus buenas propiedades en beneficio de la salud de todos. Y en esta nueva etapa, me reafirmo con lo que venía dándole vueltas en la cabeza durante la etapa anterior, que consistía en introducir en la finca, poco a poco una nueva plantación de membrillos, que era con los que pensaba realizar, el gran Proyecto de mi vida. Pues había llegado el momento oportuno, pues la situación física y mental, en la que me encontraba, me permitía pensar que había llegado el momento de realizarlo. Pues entre otras cosas, es para lo que venía preparándome durante mucho tiempo y después de tantos años deseándolo había llegado el momento de ponerlo en marcha. Para lo cual empecé plantando 120 membrillos para ver que resultado daban, tanto en el desarrollo como en la producción del membrillo. Y después de ver que los árboles, se desarrollaban bien, pasamos a preparar la finca, para hacer una plantación de 10.000 membrillos, lo que suponía una cifra interesante para comenzar la plantación. Pues nos iba a dar un conocimiento real de lo que supondría plantar, mantener y conservar una plantación superior. Pues todo ello supondría, la fabricación de toda una cantidad enorme de carne de membrillo”, a lo que seguiría, la comercialización de toda esa gran cantidad de producción.

Y después de tantos años trabajando la tierra de todas las maneras necesarias para conseguirlo, por fin, hemos llegado al momento tan esperado, de empezar a vender esa “carne de membrillo”, con el deseo de inducir a que los clientes que la compren, lo hagan con la idea, que yo les quiero trasmitir, de que poco a poco les ayude a introducir en sus vidas, una ilusión, tan desconocida para ellos, sobre todo como es en estos tiempos de la pandemia (Covid-19), en la que el mundo entero está rodeado por todas partes de enfermos y fallecidos, o lo que es quizás peor, una constante propensión a ser contagiados con el Covi19. Y ese pensamiento constante es el que impide que el ser humano actual, tenga un buen funcionamiento en su aparato digestivo, entre otras cosas los malos alimentos que comemos, las prisas con las que los comemos, la ansiedad y estado depresivo en el que vivimos cada día, llenando por todos esos motivos y alguno más, nuestro cuerpo de pastillas y productos farmacéuticos de todo tipo.

Por lo cual quiero intentar a través de mi experiencia, sustituir esa idea o pensamiento en la que malvivís en estos tiempos actuales, en los que os  sentís  llenos de dolor y miedo, por otra forma de vida que esté basada en vivir la vida con verdadera alegría e ilusión. Ya que aunque esta nueva y potente ilusión no es un milagro en sí misma,  si conseguimos con ello que tenga un buen funcionamiento tu aparato digestivo a lo largo de tu vida, puede ser que muchos de vosotros encontréis por vosotros mismos, con la ayuda de las cuatro ventanas que podréis encontrar en nuestra página web, una verdadera salud, que nunca habíais conocido, y este mismo conocimiento, os permita seguir practicando esa vida, a lo largo del tiempo, hasta que sea una realidad para siempre. Y que ella misma os sirva de trampolín, para seguir siempre hacía delante, hasta hacer posible que esa misma actitud positiva, que sintáis en vuestro interior, os permita mantener una actividad frente a la vida, que sea la que os haga diferentes al resto de las otras personas que os rodean.

Pero lo que es enormemente grandioso de este proyecto para mí, es que es después de cumplir los 70 años, o sea, cuando para la generalidad de las personas, el gran problema de su vida es resolver y poner en marcha la jubilación, e instalarse en ella para vivir lo más tranquilamente que pueda el resto de su vida.  Yo decido poner en marcha un Proyecto superambicioso, que durante muchos años he concebido en la soledad, hasta este tiempo en el que tengo que seleccionar algunas personas para que me ayuden a llevarlo adelante, no solamente para mí, sino para otras muchas más personas, que de una manera u otra van a beneficiarse también de él, compartiendo con todos nosotros los beneficios de dicho Proyecto. Que no es lo mismo que el trabajo que podría realizar una persona, más o menos fuerte e intenso, que se mantenga en el mismo puesto de trabajo después del tiempo de jubilación, o sea 70 años, pues siempre ese trabajo consistiría en desarrollar algo que ya existe y que lo conoce hace tiempo, desde un lugar de la empresa más o menos importante, aunque todos son importantes para que una empresa funcione bien, por tanto se da por hecho que está consolidada y en pleno funcionamiento.

Compartir:
Luis Rodríguez García