FILOSOFIA DE VIDA

Disfrute de nuestras publicaciones

FILOSOFIA DE VIDA

Nov 14, 2021 | Filosofía

1.La filosofía de vida:  Es la asignatura que todo ser humano tendría que conocer actualmente, pues ese conocimiento le podría suponer un excelente beneficio para su salud física y mental.

Esta ventana de la filosofía de vida que es la última que me quedaba por abrir, es la más extensa y a la vez, la más densa de las cuatro y por eso la voy a reducir lo más posible, exponiendo solamente unas pocas ideas y pensamientos con los que quiero daros a conocer como pienso y razono, lo cual también me ha permitido que, apoyándome en ellos, haya podido seguir avanzando en mi Proyecto-Salud, pues gracias al impulso que he recibido de ellos, estoy obteniendo unos excelentes resultados que según van pasando los años, se van consolidando cada vez más, esperando por esa razón, tranquilamente que dentro de un par de meses, se consoliden mis grandes deseos de cumplir los 80 años con plena salud física y mental.

Por lo cual voy a empezar definiendo como ya he hecho otras veces, lo que la Real Academia de la Lengua, expone en su diccionario sobre algunas palabras que van a aparecer en mi escrito, para explicar el significado de algunas de las que voy a utilizar, que son: filosofía, fecundo, fecundidad, fértil y fertilidad.

Filosofía  Palabra de origen griego (Filos-Sofiha, que significa amor a la sabiduría).  Ciencia que trata de la esencia, propiedades, causas y efectos de las cosas materiales.

Filosofía es la ciencia del espíritu, tanto de los hechos conscientes y de sus leyes y causas, como de todos los objetos y actos que en la actividad espiritual se reflejan.

Para Platón, la filosofía no es solo la ciencia suprema, sino que debe servir de norma en la conducta humana y a la gobernación del estado.

Para Kant, el objeto de la filosofía, es determinar los conceptos “a priori” del conocimiento y de la acción para formar con ellos un sistema coherente.

Fries  Ciencia de la verdad, de la bondad, de la belleza.

Boussuet: Conocimiento de Dios y de si mismo.

Bonald: Ciencia del hombre, de Dios y de la sociedad.

Conte: Explicación de los fenómenos del universo.

Renan: Estudio de la naturaleza y de la humanidad

Fortaleza   Serenidad de ánimo, para soportar las vicisitudes de la vida

Fecunda: Que produce o se reproduce por virtud de los medios naturales.

Fecundar: Fertilizar, hacer productiva una cosa.

Fértil: Aplicase a la tierra que lleva o produce mucho fruto.

Fertilidad: Virtud que tiene la tierra para producir copiosos frutos.

Y podía seguir citando a muchos más, para dar más explicaciones de lo que ha supuesto la grandeza de la filosofía a lo largo de la historia de la humanidad, hasta nuestros tiempos actuales, en los que unas grandes eminencias, que lo son en lo referente a como ganar muchísimo dinero, han decidido y por su propia cuenta, que todos estos grandísimos filósofos, que han trabajado durante toda su vida por el bien de la humanidad, que en los tiempos actuales, sus dichos y sus hechos no interesan a nadie. Y los empaquetan a todos juntos con la idea de meterlos a todos ellos, en el cuarto más oscuro de su gran casa, donde están todos los trastos viejos para luego tirarlos, o sencillamente guardarlos donde nunca más se los pueda ver y mucho menos oír, para que no molesten con sus historias y teorías, que en la actualidad no interesan a nadie. Por si acaso, no sea que en un momento dado, durante la transición que están realizando, hacía el cambio total de vida de los seres humanos, al que nos quieren llevar, les interesen sacarlos a relucir durante un día o dos, no mucho más, para utilizarlos en su propio beneficio, para luego después de haberse servido de ellos, volverles a depositar en el rincón de los olvidos, para siempre. Pero los filósofos, lo único que han hecho a lo largo de su vida, es intentar dar un valor real al Espíritu, que todos los seres humanos tenemos, intentando que todos le desarrollemos lo más posible. Y sin embargo lo único que han conseguido con ello, es complicar la vida a los actuales seres humanos, que lo único que les interesa de verdad, es intentar conseguir que alguien que esté por encima de ellos, les resuelva sus problemas de cada día, para así poder disfrutar y gozar de todas las cosas materiales, que les proporcione su propio cuerpo, sus convecinos, amigos y conocidos, que para eso han venido y están en la tierra, porque fuera de toda esa forma de ver y vivir la vida, todo son problemas y complicaciones para ellos. Que es la nueva teoría, que cada vez más se está imponiendo en toda la tierra. Y así según pasa el tiempo, vemos más claramente reflejado el que lo quiera ver, lo bien que nos va a todos los mortales actualmente. Pero el que crea que esta teoría es nueva tenga la seguridad absoluta, que es más vieja que el mundo y todas las veces que han salido a exponérsela a los habitantes de la tierra, ha sido un fracaso total, pues al cabo de poco tiempo, los mismos seres humanos, la habían rechazado, porque se daban cuenta que era contraproducente y negativa contra ellos mismo, porque les impedía vivir con normalidad. Claro que entonces no existían tantos políticos ni medios de comunicación, que la ayudaran a extenderse, por interés propio como en estos tiempos.

Por eso al abrir la ventana de la filosofía de vida, quiero proponeros una cuestión que creo que os puede resultar muy interesante, para todas aquellas personas, que lean este escrito.

Porque todo ser humano que se sienta vivo en la Tierra, una de las primeras preguntas que se tiene que hacer a sí mismo, sino la primera, ya que además es, por su propio bien ¿Qué es lo que hago en este mundo? Y la siguiente sería ¿Porqué estoy aquí? Y la conclusión final sería preguntarse ¿para qué estoy aquí?. Pues estos pensamientos fueron los que poco a poco, fueron deshaciendo la vida en rebaño de los hombres, que hoy nos están intentando que volvamos a pensar en ello por nuestro bien. Porque de esta manera según dicen, nos inmunizaremos de las enfermedades, cosa que no digo yo que sea malo. Pero no sería mejor que se preocuparan un poco más por nuestra salud, en vez de meternos en el mundo de la enfermedad, porque si esto no es así, tendré que llegar a pensar como hoy en día lo hace todo el mundo, que toda la situación actual de la vacunación mundial y todo lo que vendrá a continuación es motivado por el enorme beneficio económico que les va a suponer a los grandes laboratorios farmacéuticos. Porque es que entonces, ese rebaño de seres humanos, en los primeros tiempos de la humanidad, era necesario para poder sobrevivir, el formar parte de grupos humanos que les permitiera, con la unión de todos ellos, defenderse de los animales más grandes y sobre todo mucho más fuertes, buscar alimentos con los que alimentarse, procurarse materiales para defenderse del frío del calor, etc., pero nunca por motivos de defenderse de ninguna enfermedad. Pues, la propia vida que desarrollaban cada día, les mantenía en bastante buen estado físico, que en esos tiempos, eran las cualidades que eran necesarias para vivir defendiéndose de las fieras, buscando alimentos y luchando contra esas mismas fieras, lo que les obligaba a mantenerse en continuo movimiento, que les proporcionaba una condición física excelente, que en esos tiempos era lo único  que les interesaba mantener en buenas condiciones, pues su vida dependía de ello, porque si no había buena condición física no había caza y si no había caza no había comida y si no había comida no se podía vivir.

Pero poco a poco, después de muchos y muchos años de andar de un lado para otro, buscando las mejores condiciones donde desarrollar su vida errante, tanto por el clima, por el terreno, por la comida etc. se fueron acomodando en lugares donde se dieron cuenta, que era más agradable vivir y en vez de tener que ir cada grupo-rebaño en solitario, se fueron juntando, haciendo de todos ellos un grupo-rebaño, que cada vez era más grande. Lo que permitía que la vida fuera cada vez más sedentaria y tranquila, pues en vez de tener que realizar el pequeño grupo-rebaño, todas las cosas relativas tanto de la defensa, como de la alimentación, al ser mayores las cantidades de hombres que vivían juntos, se podía repartir entre ellos los trabajos necesarios para la convivencia, ya fueran agrícolas, manuales o diversos servicios. Y de esa manera su vida se hizo cada vez más tranquila y agradable, lo que les fue despertando de manera individual, por los diversos trabajos que iban desarrollando cada día, el intelecto que tenían, pero que todavía ninguno había desarrollado, lo cual fue posible, porque para ejecutar los trabajos que empezaron a realizar, tenían que pensar para no depender solamente de la fuerza física y empezaron a utilizar y sentir los cinco sentidos, que son de los que disponemos para despertar los conocimientos y sensaciones, que nos son necesarios para reconocer y sentir todo el mundo exterior que nos rodea, a cada uno de nosotros de manera personal e independiente. Pues todos esos conocimientos y sensaciones, entran en nuestro interior, para introducirse después en el Cerebro. Y para que sea fácilmente entendible para el hombre moderno, el cerebro es la más completa computadora que pueda existir, que ha  sido hecha y concebida de manera única y especialmente, para cada ser humano en particular, que cuenta desde el principio, como acabo de decir con unos conocimientos y voluntad interiores, que se llena y complementa con el conocimiento exterior de todas las realidades, que de una manera u otra le proporcionan los cinco sentidos, para que tenga un real y verdadero conocimiento de todo lo que le pueda interesar al ser humano, tanto de su interior como de su exterior, desde el principio de su existencia, pues toda esa potencia de conocimiento, queda reflejada en el cerebro humano desde el momento de su nacimiento. Todo lo cual permite que con esa enorme y fiel computadora humana, o sea el ser humano, por su propio conocimiento más las propiedades y realidades que les proporcionan los cinco sentidos, todo ello le permita al ser humano ser independiente e individual, que tiene una vida propia en sí mismo, que le es necesario desarrollar para compartir con todas las personas que le rodean, pues es de ellos de los que recibe su conocimiento exterior y por tanto a los que debe devolver algunos de sus beneficios. Y es a partir de ese momento, cuando desaparece totalmente el ser humano como componente del grupo-rebaño, pues se ha convertido en un ser único y plenamente independiente, al tener decisión propia.

Y este enorme avance de los seres humanos de manera individual, que no sabemos cuanto tiempo tarda  en confirmarse, pero aunque suponemos que  será unos cuantos miles de años, se consolida cuando la civilización griega, gracias a unos cuantos hombres que de manera individual, comienzan a sentir en su interior, como se van desarrollando ideas y pensamientos, que les permiten poder tomar sus propias decisiones, empiezan a preocuparse por el desarrollo de su propio cerebro, pues les favorece a hacerlo, el dejarse de mover de un lado para otro, como consecuencia de no ser necesario para sobrevivir. Pues comprueban que utilizando el cerebro, se mueven menos y alcanzan metas más lejanas e importantes y lo más importante que descubren de manera cierta y real, es que el ser humano está formado por dos componentes totalmente independientes, que unidos y con plena y total coordinación, forman lo que todos conocemos como el ser humano (espíritu y materia), que como decía Platón, del cual no creo que tengamos ninguna duda, sobre sus conocimientos filosóficos, que lo comparaba con un jinete montando sobre un caballo y afirmaba con rotundidad, que para que esa unión funcionara bien, el jinete-espíritu siempre tenía que dominar al caballo-cuerpo, o sea el Espíritu con orden, disciplina y conocimiento, dominando los deseo incontrolados del caballo-materia, pues si no sucediera así, se rompería la perfecta unión que se necesita para poder llevar una vida totalmente unitaria Y así tenemos una cantidad enorme de griegos famosos, que cada uno de ellos destacó en un determinado terreno de la ciencia, aunque, como hombres completos que eran, dominaban muchos más conocimientos. Todos ellos relacionados y por tanto necesarios para el mejor y mayor conocimiento del ser humano, que fue el principio de lo que hoy tenemos que seguir utilizando, si queremos seguir por el camino de la buena educación, disciplina y formación humana, que tan necesaria nos es para el desarrollo de los seres humanos.

Y quiero destacar fundamentalmente entre todos ellos a Sócrates, que influyó enormemente en mi vida, por su postura y forma correcta de vivir su vida, que la dedicó principalmente, en lo más posible, a ayudar a otras personas que lo necesitaban más que él y al pedírselo honradamente, no podía negarles su petición de ayuda. Y precisamente esa generosidad por su parte, fue por lo que un día fue condenado a muerte, por una parte de los habitantes de Atenas, que llenos de envidia no podían soportar el éxito que tenía entre una gran cantidad de vecinos de la ciudad, fundamentalmente por la envidia y resentimiento que tenían contra él, especialmente los llamados “sofistas” o como yo les llamo “vendedores de palabras”, que si entonces eran unos pocos, ahora son millones en todo el mundo, porque no podían soportar el éxito que tenía, sobre todo entre la juventud ateniense.

Y todos esos conocimientos que fueran desarrollando todos esos grandes filósofos griegos, fueron trasmitiéndose de generación en generación, hasta llegar a nuestro conocimiento, gracias fundamentales a la civilización Romana, que luego la continuo todo el mundo cristiano, que la amplió y la dio a conocer, a todos los habitantes de la tierra. Formando y desarrollando una serie de hombres sabios y con una enorme cultura, que la  fueron extendiendo, por todas partes por donde iban extendiéndose de la tierra, a través de los distintos, diversos y largos periodos, que se han sucedido a lo largo de la historia, hasta llegar a estos últimos tiempos, que son donde se está desarrollando mi vida. En los cuales, gracias a Dios, todavía en los tiempos de mi juventud y un poco más, he podido conocer muchas de las formas de vivir y pensar, que mantenían vivas todas esas personas, que  eran los restos de aquella gran civilización que ha llegado hasta nuestros días. De los cuales haré referencia unas páginas más adelante.

Que muchos de ellos, he tenido la suerte y el honor de haberles conocido, ya fuera en mi entorno familiar, amigos o sencillamente conocidos, que tenían un lema que era muy importante en su vida, que decía, “acuérdate de lo que recibes, no de lo que das”.  Lo cual me permite ver y comprobar, la plena y absoluta diferencia que existe entre la vida interior y exterior del ser humano, pero que solamente en el ser humano existe, en tanto en cuanto esas dos partes totalmente distintas, se complementan hasta tal punto que forman una sola unidad. Pero no tenemos que confundir nunca, que la más importante es la interior, que es la que no se ve con los ojos carnales, pero es la que da la vida y se la mantiene a nuestro cuerpo material, que es quien la disfruta o la sufre, según sea la vida que desarrolle el espíritu, que junto con el cuerpo forman el ser humano. Por esa razón la salud o enfermedad de las personas, que equivocadamente se la atribuimos  a la parte carnal de nuestro ser, no nace ni se desarrolla en un principio en nuestra parte material, sino que el comienzo y su primer desarrollo empieza en el espíritu, que es el que está enfermo verdaderamente y si no se le cura debidamente, todo su cuerpo o materia sufriría las consecuencias, al extenderse por él todas las dolencias y sufrimientos, hasta hacerlos totalmente visibles en el exterior, que es la manera que tienen las personas de demostrarse a sí mismas y a los que están a su alrededor, que están enfermas.

Por estas razones los médicos, pero fundamentalmente los cirujanos, son los que están más equivocados y lo he podido comprobar, por algunas conversaciones que he mantenido con alguno de ellos, en las que me afirmaban rotundamente, que ninguna de las veces que ha tenido que abrir, por alguna de las distintas partes del cuerpo para realizar alguna operación, jamás había visto el alma. Y yo les decía una y otra vez, que efectivamente tenían razón, porque era cierto lo que decían, pero cometían un enorme error, que les impedía verla, pues el alma no es carnal, sino espiritual y por esa razón, no se la puede ver físicamente, sino que solamente se puede comprobar su existencia, por las acciones y hechos directos e indirectos, que naciendo en sí misma, se desarrollan en su exterior a través de su propia materia. Y así vemos y comprobamos en nuestro propio cuerpo, las consecuencias positivas que producen: el amor, la paciencia, la esperanza, la alegría, la ilusión etc. y por otro lado, las negativas que producen: el odio, la ansiedad, la desesperación, la tristeza, la angustia y la ambición desenfrenada etc. Y por tanto, el odio como el amor, por muchas veces que abra el cuerpo humano, jamás lo verá en ningún sitio, pero todo ello ha sido reflejado una y otra vez, por esa persona en sus acciones y hechos diarios, bien consigo mismo o reflejados en sus acciones, por la convivencia diaria con otras personas de su alrededor. Y es ahí, en esas acciones donde tiene que buscar, para encontrar el alma de esas personas. Para que una vez que la haya encontrado comprenda, cuales son los motivos de algunas de las enfermedades, que él tiene que operar en esos momentos, para intentar limpiar y purificar todas las inmundicias, de las que está lleno el cuerpo que está operando, con la idea de que después pueda vivir en mejores condiciones de nuevo, para lo que tendrá que pensar y por lo tanto actuar, de otra manera de la que lo había hecho hasta entonces,  sino quiere volver de nuevo a la mesa de operaciones, o sencillamente a perder la vida.

Y esta es la gran realidad del ser humano, que en los tiempos actuales queremos ignorar, como si su existencia dependiera de nosotros, lo cual es totalmente falso, pues nacemos con alma y cuerpo y nosotros no tenemos ninguna posibilidad de intervenir en su concepción. Y es por esa realidad de que nosotros, en estos tiempos actuales, solamente queremos reconocer nuestro cuerpo material, también por esa misma razón, solo alimentamos a nuestro cuerpo con alimentos materiales, queriendo ignorar, porque no nos interesa llevar a cabo, la alimentación espiritual que también necesitamos, como si esto fuera posible. Y ese es el enorme y  grandísimo error que cometemos, pues aunque solamente vemos una de las dos partes que forman el ser humano, eso no quiere decir que no exista la otra parte, que además es la más importante aunque no la veamos. Por tanto es cierto que existe, como se lo puedo demostrar al que lo quiera ver, por sus hechos reales, que fundamentalmente se exteriorizan por la parte material  que la rodea y por eso también tendríamos que alimentarla para que tuviera vida propia, como le sucede a la parte material y la perfecta unión de esas dos vidas, que necesitan una unión perfecta y complementaria, solamente se producirá, cuando las dos partes estén perfectamente alimentadas, comunicando cada una de ellas a la otra, los alimentos que necesita para vivir cada día y así vemos, los que lo queremos ver, que los alimentos que necesita el cuerpo para mantenerse vivo son materiales y por tanto se producen en su exterior, porque si no, se tendría que comer a sí mismo. Y sin embargo los alimentos que necesita el alma para vivir son espirituales, que son los propios y únicos que necesita para mantenerse viva. Y en estos dos tipos de alimentación, es donde está la clave, de la que depende la salud de todos los seres humanos, pues son complementarios. Pues si estos dos tipos de alimentos, se complementan en perfecto estado, para conseguir el buen desarrollo de cada persona humana en particular, esa persona, al haber cumplido con las normas necesarias, para que la coordinación sea perfecta, podrá conseguir algún día una buena salud. Y sin embargo, toda aquella persona que cada una de las dos partes, que componen el ser humano, viva de distinta manera a la que realmente fuera necesaria, para poder completarse con la otra, esa división en la manera de actuar de cada una de las dos partes, producirá una rotura que le conducirá a la enfermedad

El ser humano, durante el tiempo que está en el vientre de su madre, está totalmente lleno de salud, que la mantiene perfectamente en las mismas condiciones, hasta el momento de su nacimiento y por eso mismo cumple las tres condiciones, que son necesarias para mantener la salud que son: movimiento continuado, descanso y alimentación, de lo que hablaremos mas adelante, que las posee totalmente y en plenitud perfecta. Y  lo que se mueve, es todo lo que es, pues todo él está condicionado o bien para moverse en ese momento o bien para todo lo que venga a continuación durante toda su vida, lo cual le va a preparar adecuadamente, según su desarrollo vaya progresando y este movimiento o acción que produce interiormente todo su organismo no visible, está perfectamente coordinado, para que todo él funcione a su debido tiempo y la vida fluya de una manera suave y acompasada. Y esto es lo que normalmente se conoce como buena salud, que en principio todos los seres humanos tenemos y por esa razón que acabo de decir, en el momento de su nacimiento la poseen en general, quitando algún caso excepcional, que se estudiaría de manera particular. Y toda esta vida corresponde a la parte interior del ser humano, para que según vaya despertando a la vida, le permita hacer posible su acoplamiento, con los cinco sentidos que todas las personas poseen. Para unir las sensaciones y acciones que siente y realiza exteriormente, con todo el interior de su propio organismo.

Y es en esta unión entre la parte interior y exterior de cada persona, donde se nota una gran diferencia entre los seres racionales y los irracionales, pues los irracionales lo hacen mucho más rápido, lo cual es debido a que los seres racionales, una vez que se van acoplando hasta llegar a tener cierta similitud en el sentir y el actuar, la parte interior y exterior, interactúa una tercera parte, que es la que les va a diferenciar definitivamente, haciéndoles totalmente distintos a los irracionales de los racionales, que es la razón, de forma que a partir de ese momento aparece un nuevo ser, que es el animal racional. Y de esta manera vemos que el animal racional, que es el ser humano, es mucho más perfecto y definido en su ser, pues ha recibido algo que normalmente se conoce como ánima o alma, que es totalmente espiritual y por eso mismo estará por encima de la parte material del ser humano y a la vez esa persona estará por encima de todo ser vivo que exista en la tierra. Y ese poder sobre todos los seres vivos le producirá una satisfacción y por otro lado una responsabilidad, que le permitirá precisamente mantener ese control, porque gracias a ese espíritu que ha recibido, puede hacer que todo su cuerpo funcione de manera adecuada y coordinada a sus deseos y sentimientos, lo que le permitirá un resultado satisfactorio, pues habrá cubierto las necesidades, que tiene que desarrollar cada día de manera perfectamente sincronizada. Y esto al ser un organismo humano, que funciona adecuadamente, significa que todos sus órganos funcionan a su debido tiempo y perfectamente que es lo que normalmente llamamos salud.

Compartir:
Luis Rodríguez García